DSLRdZoom ha publicado dos artículos en los que exponen 7 razones por las que no deberías comprar una réflex digital y 7 razones por las que sí.

RAZONES PARA NO COMPRAR UNA REFLEX

· La mejor cámara es la que llevas encima
No hay duda de que las réflex son cámaras de superiores prestaciones. Pero también son superiores en tamaño y peso. La ergonomía es un elemento esencial para los fotógrafos profesionales, no así para muchos aficionados. Si te va a dar pereza sacar la cámara por su peso y tamaño, sencillamente elige una cámara que no te cueste trabajo llevar encima.

· Si vas a usar el modo automático…
Te recomendamos que no te compres una réflex digital si la vas a usar exclusivamente en modo automático. Las cámaras réflex incorporan multitud de controles y ofrecen muchísimas posibilidades, pero hay que tomarse el tiempo necesario para aprender a usarlas y explotarlas. Si no requieres capacidad de control manual, muy probablemente no aprecies grandes diferencias entre las fotos que podrías hacer con una buena compacta y una DSLR.

· La cámara no hace la foto: es el fotógrafo el que la hace
Muy frecuentemente la gente quiere echar un vistazo a ejemplos de fotografías que la cámara tal o cual hacen, pensando que es el tipo de fotos que podrían hacer ellos mismos con el mismo modelo. Tal vez esta creencia sea un éxito del marketing, pero dista mucho de ser real. Los grandes artistas son capaces de hacer obras de arte con material mediocre. Por eso, no te compres una réflex digital pensando que la calidad de la cámara te va a garantizar fotos espectaculares.

· No pagues por funcionalidades que no vas a usar
Las réflex digitales valen un dinero. Y están condicionadas por la adquisición de un buen objetivo, que vale incluso más dinero. Si tu perfil es de tipo apunto-y-disparo y andas justo de presupuesto, no pagues más por muchas de las funcionalidades que incorporan las DSLR y que no vas a usar.

· Exigen mayor cuidado
Uno de los problemas típicos con que se encuentran los usuarios de las réflex digitales es el polvo y la suciedad que se acumulan en su sensor, y que hacen aparecer elementos no deseados en las fotos. Afortunadamente, algunos modelos empiezan a incorporar sistemas de limpieza de sensor por ultrasonidos. Pero una DSLR requiere ser más delicado y cuidadoso. Si además pretendes usarla en condiciones extremas y la cámara se daña, es mejor si ésta no te costó una buena suma ¿no crees?

· La mejor cámara es la que se ajusta a tus necesidades y a tu bolsilloo
En definitiva, la correcta elección de una cámara digital parte del conocimiento de tus necesidades: lo que quieres, lo que esperas y lo que más valoras. Paga sólo por las funcionalidades que vas a usar. Piensa en el presupuesto del que dispones: el hecho de que tengas dinero no quiere decir que tengas que gastarlo todo. Tal vez la cámara que necesitas, cuesta menos de lo que pensabas…

· Y por último…
Y a modo de compendio para acabar decidiendo si es una réflex lo que estás buscando, puedes preguntarte… ¿qué es lo que necesito que haga mi próxima cámara digital que no pueda hacer una buenas compacta?

RAZONES PARA COMPRAR UNA REFLEX

· Sensores de calidad superior
El tamaño de los sensores de las DSLR es mayor que en las compactas, lo que significa una mayor calidad de imagen en términos de ruido, profundidad de color y rango dinámico. Mejores sensores (con la colaboración de una óptica razonable) se traduce en una mejor calidad de imagen. Óptica
Las réflex te permiten el intercambio de objetivos y la selección del más adecuado para el trabajo que tengas entre manos. Además, la peor de las ópticas de modelos réflex suele ser superior a la mejor de las compactas. Las posibilidades a este respecto en réflex son prácticamente ilimitadas.

· Mayor control
La capacidad de control que te ofrecen las réflex es uno de sus principales reclamos. Y un mayor control siempre se pone a disposición de la capacidad creativa del fotógrafo. Velocidad de obturación, apertura, balance de blancos, sincronización del flash… y mucho más.

Menor ruido
Como ya anticipábamos, las DSLR introducen menor ruido, por la calidad de construcción del sensor y el tamaño del mismo. Incluso con elevados valores de ISO, el comportamiento de las réflex digitales se aproxima bastante a sus hermanas digitales.

· Latencia casi cero y arranque inmediato
Especialmente en fotografía en movimiento, uno de los elementos más molestos en las compactas digitales es el retardo entre el instante en que se dispara y el momento en que realmente se toma la foto. En las DSLR este retardo es prácticamente cero. Por otro lado y debido a que en las compactas el objetivo suele ser retráctil, el tiempo de arranque de la cámara no es despreciable. En cambio, en las réflex sí lo es.

· Ergonomía
Las réflex son mayores en tamaño. La forma de su cuerpo está pensada para ajustarse a las manos. Sin duda son más cómodas de sujetar – aunque tal vez no de transportar. Este elemento es especialmente significativo principalmente frente a las ultracompactas (cada vez más pequeñas) cámaras en las que simplemente disparar puede ser un reto si tienes las manos un poco grandes.

· Precio
Algunos asegurarían que éste es un inconveniente, pero si echamos la vista a atrás, tan sólo un par de años, podemos darnos cuenta de que el precio a día de hoy de las DSLR es ciertamente asequible. Toda una oportunidad para estas Navidades ¿no crees?

Estoy bastante de acuerdo con los puntos de dZoom, destacando especialmente el que habla de la latencia de disparo, funcionalidad imprescindible si te quieres dedicar al retrato o a la fotografía de animales. Si es el caso, creo que tu destino es tener una reflex digital ;-).

Vía | Sobreexposición