Modos de medición de luz

Una de las cosas por las que decidí cambiar mi antigua 300D a una cámara más semiprofesional (40D) era porque en la 40D existe la posibilidad de elegir el modo de medición de la luz.

Todas las cámaras modernas, llevan incluido un fotómetro que se encarga de medir la luz reflejada por el motivo que vamos a fotografiar. El valor obtenido, junto con el modo de exposición que tengamos (manual, AV, etc.) nos permite fijar la exposición (combinación de apertura y velocidad de obturación) de la toma.

Por tanto, la medición obtenida por la cámara es vital para fijar la exposición en base a un valor fiable obtenido por el fotómetro de la cámara. Desgraciadamente, hay escenas (por ejemplo las muy contrastadas) en las que la cámara a veces tiene dificultad para medir bien la luz. Es ahí donde los modos de medición nos pueden ayudar, pues nos permiten elegir el área del visor que utilizará la cámara para medir la la luz.

La teoría parece “sencilla”, pero la práctica no lo es, y no existen reglas sencillas para decidir que modo de medición se debe usar en cada momento. Las opiniones son variopintas, aunque existe cierto consenso en que el modo más “óptimo” en la mayoría de las ocasiones es el evaluativo.

Le llevo dando tiempo vueltas a esto, intentando encontrar una regla válida, pero es complicado. En el camino he encontrado un vídeo bastante bueno, donde al menos explica visualmente los modos de medición de una 40D y al final hace una pequeña recomendación de usos.

Espero que os sea de utilidad